¿Puedo comenzar a invertir solo?

Sus conocimientos financieros y tiempo de dedicación

El perfil del inversor, es uno que debe estar en constante formación, intentando complejizarlo e incluyendo distintos tipos de variables. En esto, su educación financiera y el tiempo que usted está dispuesto a dedicarle al seguimiento de sus inversiones son claves.

Desde Invertir YA no recomendamos bajo ningún punto de vista el invertir en un instrumento cuyo funcionamiento no se comprende. Si usted no tiene sabe o no puede explicar una inversión, entonces no la realice. Es de suma importancia saber en qué activo se está invirtiendo, si la rentabilidad está condicionada por algún otro factor (como un índice bursátil o tipo de interés), qué comisiones se cobran y sobre todo qué riesgos existen.

Independientemente de si usted sabe mucho o lo suficiente sobre determinada operación, la consulta a un tercero experto sobre la toma de decisión en una operación nunca está de más. Un intermediario autorizado puede ayudarle a mejorar la rentabilidad y a reducir el riesgo asumido. Pero, no olvide que en fin usted será el único responsable sobre sus movimientos y de la inversión en si. Por más que usted obtenga un asesoramiento profesional, no está eximido de la responsabilidad y obligación de cuestionar o buscar los datos necesarios para entender en qué está comprometiendo su capital. Creemos que es fundamental mantener un papel totalmente activo en el proceso que esté llevando adelante y no delegar la operación y desentenderse de alguna manera.

Nunca comprometa su dinero en una inversión que no sepa explicar.

Una vez que ya realizamos algunas inversiones, cabe destacar que algunos requieren un mayor seguimiento que otras. Cuanto más corto el horizonte temporal, más importante será este seguimiento. También es importante aclarar que la mayoría de los pequeños inversores no son expertos financieros o profesionales y, aunque lo fueran, tienen otros compromisos, obligaciones y responsabilidades por lo que no pueden dedicar mucho tiempo, de manera continua, a vigilar cada inversión. Por eso: tenga en mente el tiempo de que dispone para poder dedicarle al seguimiento de sus inversiones.