Acuñar monedas, una acción con historia

 

Las monedas representan el poder económico de una sociedad. Surgieron como forma de acabar con el trueque debido a que muchos de los alimentos o materias primas que se intercambiaban se perdían por tanto, la moneda surgió como un bien con una equivalencia estandarizada y que además no podía estropearse ya que su conservación era muy fácil.

Con el surgimiento de la moneda se empezó a pagar salarios por trabajar y por comprar los materiales o materias primas necesarias para vivir. Así pues, el material elegido para las monedas antiguas era, generalmente, en materiales como el cobre, la plata o el oro o incluso una aleación de estos mismos materiales.

Para que todas estas monedas tuvieran una especie de certificado que garantizaba su valor se empezaron acuñar es decir, se grababa una imagen representativa del país y un número para que se supiera de dónde provenía la moneda y el valor que esta tenia.

Las primeras monedas que se acuñaron por medio de un troquel es decir, un molde de acero en el que está dibujada la imagen que, posteriormente, se iba a grabar en las monedas. Sin embargo, los troqueles de antaño daban lugar a monedas irregulares que nada tenían que ver con las que conocemos en la actualidad y que contaban con el mismo dibujo en ambas caras, en un lado el dibujo tenia relieve y en el otro estaba hueco.

No fue hasta la Revolución Industrial cuando esta forma de acuñación cambió drásticamente. Con el desarrollo tecnológico e industrial se creó una maquina prensadora con la que las monedas eran acuñadas uniformemente y a gran velocidad lo que incrementaba, sin duda alguna la creación en masa de las mismas. Esta forma de acuñación que permitía que las monedas obtuvieran una forma uniforme y circular ha seguido manteniéndose hasta nuestros días.

 

 

Para los amantes del coleccionismo no hay nada mejor que conseguir este tipo de monedas ya que todas ellas guardan una importante historia no sólo en relación a su acuñación sino también por la época histórica en la que surgieron.

Sin embargo, muchas personas prefieren adquirir monedas de oro o plata como inversión segura. Estas monedas, son más modernas que las que mencionamos anteriormente y suponen una ventaja económica frente a épocas “flacas” o de crisis. Durante estas, el valor de la plata y del oro es decir, de metales preciosos, se revaloriza mucho llegándose a pagar muy por encima del precio en épocas de estabilidad económica.

Por ello, comprar o invertir en monedas de oro y plata le puede proporcionar a ti y a tus seres queridos una estabilidad económica para un futuro que no sabemos que puede ofrecernos. Si quieres adquirir monedas de oro y de plata visita The Gold House ya que son especialistas en este sector y pueden ofrecerte todo lo que estás buscando.

Sara Vigil Iglesias

¿Puedo comenzar a invertir solo?

Sus conocimientos financieros y tiempo de dedicación

El perfil del inversor, es uno que debe estar en constante formación, intentando complejizarlo e incluyendo distintos tipos de variables. En esto, su educación financiera y el tiempo que usted está dispuesto a dedicarle al seguimiento de sus inversiones son claves. (más…)