Acuñar monedas, una acción con historia

 

Las monedas representan el poder económico de una sociedad. Surgieron como forma de acabar con el trueque debido a que muchos de los alimentos o materias primas que se intercambiaban se perdían por tanto, la moneda surgió como un bien con una equivalencia estandarizada y que además no podía estropearse ya que su conservación era muy fácil.

Con el surgimiento de la moneda se empezó a pagar salarios por trabajar y por comprar los materiales o materias primas necesarias para vivir. Así pues, el material elegido para las monedas antiguas era, generalmente, en materiales como el cobre, la plata o el oro o incluso una aleación de estos mismos materiales.

Para que todas estas monedas tuvieran una especie de certificado que garantizaba su valor se empezaron acuñar es decir, se grababa una imagen representativa del país y un número para que se supiera de dónde provenía la moneda y el valor que esta tenia.

Las primeras monedas que se acuñaron por medio de un troquel es decir, un molde de acero en el que está dibujada la imagen que, posteriormente, se iba a grabar en las monedas. Sin embargo, los troqueles de antaño daban lugar a monedas irregulares que nada tenían que ver con las que conocemos en la actualidad y que contaban con el mismo dibujo en ambas caras, en un lado el dibujo tenia relieve y en el otro estaba hueco.

No fue hasta la Revolución Industrial cuando esta forma de acuñación cambió drásticamente. Con el desarrollo tecnológico e industrial se creó una maquina prensadora con la que las monedas eran acuñadas uniformemente y a gran velocidad lo que incrementaba, sin duda alguna la creación en masa de las mismas. Esta forma de acuñación que permitía que las monedas obtuvieran una forma uniforme y circular ha seguido manteniéndose hasta nuestros días.

 

 

Para los amantes del coleccionismo no hay nada mejor que conseguir este tipo de monedas ya que todas ellas guardan una importante historia no sólo en relación a su acuñación sino también por la época histórica en la que surgieron.

Sin embargo, muchas personas prefieren adquirir monedas de oro o plata como inversión segura. Estas monedas, son más modernas que las que mencionamos anteriormente y suponen una ventaja económica frente a épocas “flacas” o de crisis. Durante estas, el valor de la plata y del oro es decir, de metales preciosos, se revaloriza mucho llegándose a pagar muy por encima del precio en épocas de estabilidad económica.

Por ello, comprar o invertir en monedas de oro y plata le puede proporcionar a ti y a tus seres queridos una estabilidad económica para un futuro que no sabemos que puede ofrecernos. Si quieres adquirir monedas de oro y de plata visita The Gold House ya que son especialistas en este sector y pueden ofrecerte todo lo que estás buscando.

Sara Vigil Iglesias

iPhone 7: la victoria agridulce de Apple

 

 

El gigante Apple lanzó recientemente al mercado el iPhone 7. Antes de salir a la venta, esta última versión del Smartphone fue bastante criticado por expertos en tecnología y millones de usuarios de la casa en todo el mundo, argumentando que esta propuesta no representaba grandes innovaciones y mejorías en comparación con el iPhone 6.

Aunque parecía una gran decepción la tienda en línea de Apple colapsó por el número de reservas hechas el día del lanzamiento oficial en Estados Unidos, México y España. Aún no se conocen la cantidad de modelos comprados, pero esta empresa siempre da en el blanco, pues ha vendido más de mil millones de iPhones entre todas las versiones anteriores.

El mercado de tecnología ha madurado bastante, el Smartphone ha penetrado muchísimo en la sociedad, por esa razón los índices de crecimiento se pueden ver afectados en estos últimos años.

El iPhone 7 eliminó los audífonos convencionales, y lanzó los llamados Airpods. Estos no tienen conector pues se configuran de manera inalámbrica, aunque parezca bastante novedoso ya existían en el mercado los auriculares vía bluetooth. Vale la pena destacar que esta última versión del Smartphone no tiene la clavija para conectar lo que limita a sus usuarios a utilizar exclusivamente los Airpods.

Durante un momento el Samsung Galaxy Note 7 se había llevado todas las miradas, era un modelo novedoso y daba la impresión de que superaría en ventas al iPhone 7, pero no logró durar mucho tiempo en el mercado pues las baterías comenzaron a explotar, aunque ya la empresa de tecnología surcoreana superó con gran ventaja las ventas de Apple.

Via Movical.net

La vendimia

 

El proceso de la vendimia se realiza generalmente entre finales de agosto, principios de septiembre y en ocasiones a mediados de octubre, cuando el fruto adquiere el grado de maduración deseado. Existen dos formas diferentes de realizar proceso, la manera manual y la vendimia mecánica.

La primera, es el tipo de cosecha más complicada que existe, normalmente se ejecuta para la elaboración de vinos finos y espumosos de alta calidad, por lo que la recolecta es mucho más compleja y debe realizarse con especial mimo y cuidado. El traslado del fruto a la bodega es igual de delicado, lo cual esto hace que el precio final del producto sea mucho más costoso, ya que todo el proceso hasta obtener el caldo se ha realizado a mano.

La cosecha mecánica es mucho más económica, debido a los altos costes de la primera y a la falta de mano de obra cualificada han acabado por instaurar estos procesos mecanizados en la elaboración de vinos menos cuidados. Este estilo de vendimia debe hacerse en forma de espalderas.

El primer paso en la vendimia es de suma importancia, el éxito venidero dependerá en gran medida de este primer proceso. Los racimos de uva son retirados de la vid manualmente mediante el uso de tijeras o corquetes, un utensilio cortante de mano con una cucharilla curvada en forma de hoz. Durante el proceso de vendimia se tiene especial cuidado de que todo el material se encuentre en perfecto estado y limpio, de esta manera se evita que el fruto entre en contacto con cualquier elemento extraño que pueda amenazar y alterar su calidad final.

Tal y como se van recogido los racimos, éstos se van introduciendo en cajas o cestos para su posterior transporte a la bodega. Una vez que el fruto se encuentra en la bodega empiezan una serie de procesos que serán diferentes dependiendo del tipo de vino que queramos obtener, ya sea tinto, blanco o rosado.

Hoy vamos a aprender a elaborar un vino tinto. El primer proceso a realizar para obtener vino tinto es el despalillado. Consiste en separar las uvas del raspón o escobajo que es la estructura herbácea del racimo. También se separan los restos de hojas o sarmientos que acompañan al racimo, al estar realizando una vendimia tinta, de esta manera evitamos que incorpore sabores no deseados. Una vez finalizado este primer paso se pasa a realizar la técnica del estrujado y fermentación tumultuosa. A la pasta obtenida en este proceso se le añade un compuesto químico de azufre y oxígeno. Esta combinación realiza funciones antioxidantes, desinfectantes y depuradoras del color. La pasta es trasladada a un depósito donde se inicia la fermentación, proceso en el que no se deben de sobrepasar los 30º centígrados. Una vez realizada la maderación se procede al descubre, o lo que es lo mismo, el traslado del líquido a otro depósito para finalizar con la fermentación. La primera fermentación tiene un periodo en torno a los 10 días, mientras que esta segunda fermentación necesita prácticamente el doble de tiempo, recibiendo así el nombre de fermentación lenta. En esta segunda fase se continua liberando anhídrido carbónico.

Una vez terminado este proceso, llega la hora del prensado. Gracias a las fuertes presiones se obtiene un vino caracterizado por su baja graduación.

Finalizados todos los procesos llega el paso final, la crianza. Los caldos son seleccionados por calidades y en base a esta selección permanecen más o menos tiempo envejeciendo, obteniendo así vinos jóvenes, semi-crianza, crianza, reserva y gran reserva.

Los caldos jóvenes se comercializan en su primer o segundo año de vida, se caracterizan por mantener sus propiedades durante máximo dos años.

Los vinos semi-crianza son los que han pasado menos de seis meses en barrica.

La especialidad crianza se comercializa al tercer año de vida del vino. En el caso de los vinos tintos, pasa un año en barrica para después seguir envejeciendo en botella hasta su comercialización.

Los vinos reserva coinciden con la especialidad crianza ya que ambos pasan un único año en barrica.

Por último, los vinos gran reserva se caracterizan por estar elaborados con un fruto de gran calidad. Son etiquetados cuando ya han envejecido dos años mínimo en barrica y otros tres en botella, convirtiéndose así en los caldos más deseados por los amantes del buen vino.

 

A.Celma

 

Las herramientas manuales

Ferretería

 

¿Qué quiere decir la palabra “herramienta”?

Las herramientas son objetos creados por los seres vivos para facilitar alguna acción, usualmente de la vida diaria o cotidianidad. Anteriormente se creía que la diferencia esencial entre el ser humano y el resto de las especies radicaba en la utilización de herramientas: el cerebro del ser humano está más desarrollado que el de otros seres, por lo cual se suponía que la utilización de utensilios como cubiertos, palas, plumas, eran propias de las personas, no algo de lo que también disfrutaran los animales; sin embargo, en el siglo XX la ciencia aceptó el hecho de que los animales (como el gorila que usa palitos para cazar hormigas o las focas que rompen conchas con piedras) también tienen la capacidad de usar herramientas.

 

La cuchara para comer pastel, la escoba para barrer, la engrapadora… Básicamente, casi todo lo que usamos para hacernos más fácil una tarea es una herramienta, no obstante, en el día a día cuando hablamos de herramientas no solemos pensar en cubiertos o correas, sino a lo que son las “herramientas manuales”, que usualmente encontramos en las ferreterías.

 

Las herramientas manuales son aquellas que nos facilitan, específicamente, la realización de una tarea mecánica que requiere de cierta aplicación de energía; en éste aspecto, por “tarea mecánica” nos referimos que requiere movimiento y/o altera el estado de un cuerpo u objeto y por “energía” a la fuerza que empleamos para realizar dicho trabajo.

 

En el caso de las herramientas manuales, cada una posee un uso específico para el cual fue diseñada y se suelen clasificar en:

 

Herramientas de…

  • Montaje como destornilladores.
  • Sujeción como los tornillos.
  • Golpe como los martillos.
  • Corte como las sierras.
  • Unión como sopletes.
  • Medición y trazo como reglas, escuadras, cintas métricas…

Receta de pollo a la africana

Esta receta de pollo con maní es de origen africano y su preparación es muy sencilla. Combina la exótica textura del maní con el dulzor del tomate, con lo que el contraste resulta en una cacerola de pollo bastante sabrosa y original.

 

(más…)

¿Cómo hacer una dieta para mantener el peso?

 

Por lo general las personas se preocupan por cómo bajar de peso o y no tanto en cómo mantener los resultados una vez que se alcanzó lo que se pretendía lograr. Sin embargo la forma de poder mantener el peso es casi tan importante como la manera para bajar de peso. Es en este punto donde comienza a hablar de las llamadas dietas de mantenimiento que son las que permiten que los resultados logrados luego de haber realizado una dieta para bajar de peso puedan perdurar en el tiempo. Es la etapa más difícil la de mantenimiento, porque el temor de volver a recuperar esos kilos perdidos está latente.

En el día de hoy, nos ponemos del lado de todos aquellos que quieren mantener el peso después de haber hecho el sacrificio de una dieta. A todos ellos les contamos en lo que sigue a continuación los secretos para hacer una dieta para mantener el peso.

Dietas de mantenimiento

Las dietas de mantenimiento son aquellos planes de alimentación que nos ayudan a conservar el peso que se logró alcanzar luego de haber realizado una dieta para bajar de peso o aumentar. Lo que se destaca de estas dietas es que además de permitir conservar el peso en el que nos sentimos cómodos, son dietas sumamente sanas que permite que nos sintamos vitales y con energía.

Los secretos de las dietas de mantenimiento

Cabecera-pescado

El secreto de las dietas para mantener el peso reside en la manera en que se combinan los alimentos en las comidas y cuáles de ellos se eligen. Es decir de lo que se trata es de elegir aquellos alimentos que le incorporen a nuestro cuerpo la energía que necesita para funcionar correctamente sin tener altos contenidos de grasas. Estas dietas comienzan siendo más estrictas, al estilo de las dietas para bajar de peso, y luego, de a poco se irán agregando más alimentos a la dieta. Otro de los secretos de estas dietas, es hacer actividad física. Esto es esencial, porque cuando termina la dieta para bajar de peso, empezamos a incorporar más calorías, entonces el ejercicio físico ayuda a contrarrestar el exceso de calorías que incorporamos con las comidas. Lo ideal sería hacer unos 40 minutos de actividad física al día.

Tips para hacer estas dietas para mantener el peso

Es esencial combinar de manera variada los alimentos,  para evitar que las comidas nos aburran y así pensar que se sigue en una dieta estricta. En cambio, al combinar los alimentos, haciendo buenas comidas, las personas tienden a considerar que se está llevando a cabo una dieta sana y equilibrada que ayudará a mantenernos saludables y conservar el peso con el que estamos cómodos.

Además quien hace una dieta para mantener su peso, tiene que hacer cinco comidas al día. Esto hay que obedecerlo, porque de esta manera se evita el picoteo tan común entre comidas que es el que hace que aumentemos de peso. Lo que se recomienda es no saltease ninguna de estas comidas y  hacerlas siempre en los mismos horarios.

En estas dietas, es esencial reforzar el consumo de frutas y verduras, ya que estas deben ocupar gran parte del plato de comida. Como mínimo, se recomienda incluirlas una vez por día en la dieta.

Para finalizar, señalemos lo que está prohibido en este tipo de dietas. Por un lado las bebidas alcohólicas, porque tienen un alto contenido calórico como así los refrescos, porque por lo general son ricos en azúcares, que claramente nos hacen aumentar de peso. Lo que sí está permitido y obligatoriamente hay que incluir es el agua, como mínimo dos litros al día.